Presentación:

« Las palabras con las que nombramos lo que somos, lo que hacemos, lo que pensamos, lo que percibimos o lo que sentimos son más que simplemente palabras. Y por eso las luchas por las palabras, por el significado y por el control de las palabras, por la imposición de ciertas palabras y por el silenciamiento o la desactivación de otras, son luchas en los que se juega algo más que simplemente palabras..»

Jorge Larrosa

jueves, 23 de enero de 2014

Nueva vida. Capitulo 2: La simulación

N
o tenían una relación cercana antes de morir, pero lo conocían y respetaban, había sido una buena persona en vida. Además era costumbre que familiares, amigos, o conocidos, recibieran al recién llegado.
Se acercaron a él y lo saludaron afectuosamente. –¡Hola Juan José! Dijeron a coro. Aunque no sabía mucho de ellos, un apretón de mano basto para transferirse información básica de perfil, la que podía ver sobre su ojo derecho en segundo plano. Comenzó una charla informal, y pronto empezaron con la recorrida de rutina para familiarizarlo con su nuevo entorno.
Caminaban por la acera, y pudo notar que cada casa era exactamente igual a la suya, no tuvo que preguntar como haría para encontrar el camino de regreso, ya que sobre su ojo derecho podía ver la foto y los datos básicos del propietario de la casa, y sobre el izquierdo un mini mapa de ubicación.
Llegaron a una plaza grande con muchas mesas de juego, le indicaron que ese lugar era el llamado sitio de intercambio, y allí se pasaba todo el mundo gran parte del tiempo socializando con los demás.
Frente a la plaza había un gran edificio, supo luego que allí se encontraba el mercado, la zona laboral y los puertos.
Todos debían trabajar cuatro horas diarias, por las que recibían una remuneración de cinco mil créditos, utilizables como moneda única, para pagar mercaderías y servicios.
Tomaron asiento en la plaza e intercambiaron experiencias, había entre los anfitriones un hombre de mediana estatura, su nombre era Carlos Alberto, y había vivido en la simulación casi seis años, el era quien llamo la atención de Mariano mas que cualquiera, ya que por su carácter de novato, tenia muchas preguntas y parecía el indicado para responderlas.
Ana y Roberto, completaban muchas veces las interrogantes, ya que ellos mismos, tenían muchas dudas aun, a pesar de ser su segundo año simulado.

Luego de muchas cuestiones de uso, se atrevió por fin a tocar un tema que estuvo en su cabeza desde el primer momento,- ¿Es posible el contacto con la realidad?
Todos callaron, Carlos Alberto contesto,-¡NO! Eso seria totalmente impracticable, además esta prohibido, debes comprender que la realidad y la simulación se encuentran en tiempos diferentes, no sincrónicos, con lo que un puente seria imposible. Ana, intento un rápido cambio de tópico, sonriendo y haciéndole notar que varias mujeres habían puesto sus ojos en el, y esperaban ansiosas verlo disponible para iniciar una charla.
Aunque escuchaba, y hasta se permitía una media sonrisa, sobre sus pensamientos quedo resonando la primer frase de Carlos, “-¡NO! Eso seria totalmente impracticable, además esta prohibido”, percibió una contradicción lógica, si es impracticable, ¿Por qué esta prohibido?, se prohíbe algo que es realizable, posible, quizás alguien sabia mas de lo que decía sobre el tema, desde entonces ya no pudo sacarse el asunto de la cabeza.


2 comentarios:

  1. Me gusta, se pone interesante. ¡Queremos más!!! ¿Y nosotros de qué lado estamos...?

    ResponderEliminar